Buenos Aires Herald, una nueva etapa

Los cambios llegan rápido y cuando uno menos lo espera y este fue el caso en esta primera mitad del año. Luego de trabajar en el área de prensa del Ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad, empecé una nueva etapa con mucho entusiasmo. Desde hace dos meses formo parte del equipo de redacción del Buenos Aires Herald, uno de los más reconocidos diarios de Buenos Aires hoy bajo la dirección de Sebastián Lacunza. La sección de Economía es mi nuevo desafio y lugar de trabajo en el que todos los días aprendo y crezco como periodista. El diario está en una etapa de cambios y expansión que lo han llevado a crear nuevas secciones y realizar cada vez más investigaciones. Como prueba de ello, los invito a visitar una nota sobre fracking en la que analizo en detalle el posible impacto ambiental de la técnica con la que se explotarán los recursos de shale oil de Vaca Muerta. buenosairesherald.com
La Universidad del Salvador, de donde soy graduado, también me abrió sus puertas y desde hace un mes soy docente de la materia Periodismo Deportivo en el campus de Pilar. Todos los lunes por la mañana doy clase a un grupo de jóvenes estudiantes de periodismo interesados por la rama deportiva del periodismo.
Pero las buenas noticias no se terminan ahí. Claves21 sigue creciendo con mucha fuerza y la red de periodistas ambientales está cada vez más avanzada. Realizamos nuestros primeros webinarios con Federico Sangalli, responsable de prensa de la Fundación Ambiente y Vida Silvestre (FARN), y con Gustavo Faleiros, director del proyecto brasileño InfoAmazonia. Además, Claves21 fue seleccionado como finalista de los premios World Summit Youth Award, un congreso que reconoce a proyectos digitales de jóvenes emprendedores que cumplan con las metas de la ONU para este milenio. Más de 400 proyectos se postularon y quedamos entre los 64 finalistas.

Innovaciones tecnológicas para un futuro verde

Las innovaciones tecnológicas parecen ser el camino para soñar con un futuro más verde en todo el mundo y en Canada decidieron dar un paso importante en ese sentido. La empresa Carbon Engieneering, fundada en el 2009 con fondos de Bill Gates y otros empresarios, desarrollo un dispositivo que en el futuro cercano permitirá capturar y remover las emisiones de dióxido de carbono directamente desde el cielo. Incluso el gas capturado podría ser reutilizado para diversos usos industriales.

La empresa planea construir una planta piloto completa para fines del 2014 que permita capturar dióxido de carbono de la atmosfera. “La tecnología ha avanzado de un punto en el que las personas soñaban acerca de su potencial y sus posibilidades a desarrollar actualmente una planta piloto”, sostuvo al New York Times Timothy Fox, responsable del programa de energía y medio ambiente del Instituto de Energía Mecánica de Londres.

Para Fox, el gas capturado podría ser de interés para muchos clientes, entre los que se destaca la industria del petróleo. La misma necesita el gas para inyectarlo en las plataformas extractoras y así obtener mayores cantidades de petróleo. A medida que el combustible se vuelva más escaso, la demanda por dióxido de carbono será cada vez mayor.

Con el fin del 2012, vale también hacer un repaso de algunas de las innovaciones tecnológicas amigables con el medio ambiente más destacadas del año

-Greif Pack H20: WaterWear propone una solución de millones de personas en el mundo: El transporte de agua potable. Consiste en una mochila, construida con un tejido de polipropileno de grado industrial, capaz de contener 5.3 galones.

-Originoil Modelo 4: El modelo 4 procesa alrededor de un galón de agua rica en algas por minuto, concentrando las algas para luego convertirlas a biocombustible u otros productos

-WBotix Solbot: Solbots optimiza la recolección de energía solar en cualquier época del año y a cualquier hora mediante un riel montado entre una serie de célula fotovoltaicas montadas en postes.

-OpenRov: Una de las herramientas que permite la investigación, monitoreo y exploración submarina. Esta carcaza puede sumergirse a 10 metros y tiene la capacidad de enviar imágenes a la superficie.

Llega el fin de las bolsas plásticas en los supermercados

De ahora en adelante, los supermercados de la Ciudad de Buenos Aires deberán entregar bolsas biodegradables a sus consumidores. Las mismas tendrán un costo de entre 0,15 y 0,25 y serán más resistentes que las tradicionales bolsas plásticas.

Las nuevas bolsas vendrán en color negro para la basura orgánica, y en verde para la reciclable. Además, serán de un nuevo material que permitiría que se degraden en apenas dos meses; las ahora vigentes, en cambio, demoran entre 200 y 400 años.

La Asociación de Supermercados Unidos adelantó que las bolsas de 55 centímetros de ancho por 60 de alto costarán $ 0,25; las más pequeñas tendrán 45 centímetros de ancho por 55 de alto y tendrán un precio de $ 0,15.

Con esta iniciativa, el Gobierno porteño busca incentivar el reciclaje y la doble contenerización. En la actualidad, el 30% de la Ciudad tiene contenedores verdes para materiales reciclables, mientras que el 50% de la Capital cuenta con contenedores negros para los residuos orgánicos.La promesa del Gobierno porteño es que a mediados de 2013 habrá contenedores verdes en toda la Ciudad.

La implementación del uso de bolsas biodegradables es un paso importante para comenzar a cumplir con la ley de Basura Cero en Buenos Aires, sancionada en 2006. Son cada vez más las toneladas de basura que se envían a los basurales de la provincia de Buenos Aires todos los días y es necesario empezar a trabajar con urgencia en reducir esa cantidad.

Nuevo informe revela devastadoras consecuencias del cambio climático

Una investigación de la organización humanitaria DARA reveló que más de 100 millones de personas morirán y el crecimiento mundial se reducirá si no se actúa para reducir los efectos del cambio climático

Los efectos del cambio climático en la Tierra ya se sienten en un gran número de países y los informes que evidencian el impacto son cada vez más preocupantes. Ahora, la organización humanitaria DARA advirtió con una investigación nuevas cifras que marcan la urgencia de empezar a trabajar para cuidar al planeta.

Más de 100 millones de personas morirán y el crecimiento económico mundial se reducirá en un 3,2 por ciento del producto interno bruto para el 2030 si el mundo no logra frenar el cambio climático, asegura el reporte de DARA encargado por 20 gobiernos.

Además, la investigación reveló que a medida que la temperatura promedio mundial aumenta debido a las emisiones de gases de efecto invernadero, los efectos en el planeta, como el derretimiento de las capas de hielo, fenómenos meteorológicos extremos, sequías y el aumento de los niveles del mar, amenazarán a poblaciones y formas de vida.

Cinco millones de muertes ocurren cada año debido a la contaminación del aire, hambrunas y enfermedades como resultado del cambio climático y de economías que emiten dióxido de carbono con intensidad.

La cifra posiblemente aumentaría a seis millones por año al 2030 si continúan los actuales patrones de consumo de combustibles fósiles. Más de un 90 por ciento de esas muertes ocurrirán en países en desarrollo, dijo el reporte que calculó el impacto humano y económico del cambio climático en 184 países en 2010 y 2030.

Las temperaturas ya han subido en cerca de 0,8 grados centígrados desde los niveles previos a la era industrial. Casi 200 países acordaron en el 2010 limitar el aumento del promedio de la temperatura mundial a menos de 2 grados centígrados (3,6 grados Fahrenheit) para evitar los peligrosos impactos del cambio climático.

Científicos advirtieron que las opciones de limitar el aumento de las temperaturas a menos de 2 grados Celsius se están reduciendo debido a las emisiones globales de gases de efecto invernadero por la quema de combustibles fósiles. Los países más pobres del mundo son los más vulnerables, ya que enfrentan un mayor riesgo de sequías, escasez de agua, daños a los cultivos, pobreza y enfermedades.

Google se consolida como empresa verde

La preocupación de los ciudadanos por el medio ambiente es cada vez mayor y eso ha llevado a una mayor presión a las empresas para reducir sus niveles de contaminación. Google no es exenta a esta tendencia y por eso divulgó datos de sus emisiones de carbono y políticas verdes. La empresa logró rebajar su huella de carbono un promedio de un 10 por ciento desde 2009.

De cada vez mayor importancia, la huella de carbono es un cálculo en el que se busca concretar el total de gases de efecto invernadero que emiten las empresas de forma directa o indirecta. El resultado de la huella de una empresa, en comparación con sus actividades, permite ver sus esfuerzos en materia de sostenibilidad.

Esta no es la primera oportunidad en la que Google da a conocer las cifras de su huella de carbono. La empresa norteamericana lleva varios años realizando el cálculo correspondiente, lo que muestra un compromiso para disminuir el impacto de sus emisiones.

Al momento de hacer el cálculo, Google tuvo en cuenta numerosos factores de la empresa. Entre ellos, se destacan: las emisiones de sus centros de datos y de trabajo, los viajes de sus empleados, los kilómetros recorridos por los vehículos de Street View y los prototipos de coches sin conductor, las emisiones frutos de la construcción de sus centros de servidores y la energía consumida en todas sus instalaciones.

“Como consecuencia normal de proporcionar más y mejores servicios a nuestros consumidores, nuestro consumo de energía de 2011 aumentó en términos absolutos, pero no relativos. En otras palabras, dicho consumo está creciendo con menor rapidez que nuestra actividad”, explicó la empresa en un comunicado.

El traslado de los empleados es uno de los puntos que mayor contaminación implica en Google. Por ello, se trabajó fuertemente para reducir las cifras. “El año pasado aumentó en un 60 por ciento el uso de nuestros microbuses para desplazarse al trabajo y los empleados de Google condujeron más de 350.000 kilómetros en nuestra flota de coches híbridos y eléctricos”, sostuvo la empresa.

Brasil tendrá el mayor complejo eólico de América Latina

El gobierno brasileño confirmó que construirá en el litoral fronterizo con Uruguay, en la localidad de Santa Vitoria do Palmar, el mayor complejo eólico de toda Latinoamérica.

El Complejo Eólico de Geribatu, en el Estado de Río Grande del Sur, entrará en producción en el año 2014, y será producto de un convenio entre Brasil y España.

La empresa Electrosul Centrais Eletricas, una subsidiaria de Centrales Eléctricas Brasileñas (Eletrobras), trabajará en conjunción con la española Gamesa, que ha fabricado los más grandes generadores que se utilizan en la península Ibérica.

La inversión alcanzará a los 500 millones de dólares y el complejo contará con un total de 129 aerogeneradores, distribuídos en 10 parques eólicos. La obra pertenecerá en un 51% a Electrosul y al Fondo de Inversiones en Participaciones “Río Bravo”: el restante 49% estará en manos de Eletrobras.

El director de Ingeniería y Operación de Eletrosul, afirmó que la obra será la mayor de este tipo no solo en la región sino en todo el continente latinoamericano “y podrá abastecer el consumo de energía de más de un millón seiscientas mil personas, según los cálculos primarios”, explicó. Ronaldo Dos Santos Custodio, remarcó que el plan es que el complejo ya estará operando para finales del año próximo, en sus primeras fases, y en 2014 alcance la potencia media de rendimiento.

Se detuvo el crecimiento del agujero de la capa de ozono

Según un informe revelado por la Organización Meteorológica Internacional (OMI) sólo cinco minutos de exposición al sol bastarían para generar quemaduras, de haberse extendido el agujero en la capa de ozono. De acuerdo al flamante informe de la OMI, en septiembre del año pasado el agujero alcanzó un área máxima en la zona antártica de 24,4 millones de km2, mientras que el máximo se alcanzó durante 2006 con 28 millones de kilómetros cuadrados de extensión. Algo por lo cual los expertos coinciden en afirmar que se ha estabilizado la destrucción, pero al mismo tiempo creen que el problema no se ha resuelto por completo.

No obstante, los especialistas sostienen que si no se hubiera firmado el protocolo de Montreal, dos terceras partes de la capa se habrían destruido; la radiación ultravioleta se hubiera incrementado seis veces, y en apenas cinco minutos la exposición al sol habría provocado quemaduras en la piel. Esto se debe a que sin la existencia de la capa de ozono aumenta el riesgo de contraer cáncer de piel, enfermedades oculares, como cataratas, y daños al sistema inmunológico, además de afectar al ecosistema.

Las previsiones señalan que la degradación de la capa de ozono retroceda lentamente, y que para mediados de siglo pueda volver a los niveles alcanzados durante la década de 1980.

El principal problema surgió con los productos que se utilizaron para reemplazar a los gases conocidos como CFC (clorofluorurocarbonos), que se encuentran en aerosoles y equipos de refrigeración. Para los expertos, el próximo desafío es controlar a los gases HCFC y por eso piden que sean totalmente reemplazados para el año 2040.

Escuelas con techos solares productivos

La junta directiva del distrito escolar de Baker Valley, California, Estados Unidos, decidió usar los techos de las escuelas para que una empresa privada diseñe, financie, construya y opere un sistema que produzca energía solar fotovoltaica.

De esta manera, los techos de las instituciones dejarían de ser un espacio muerto para transformarse en un lugar de producción de energía solar que será utilizada y vendida. El dinero recaudado se destinará para la escuela.

La tecnología que van a desarrollar es la llamada de concentración solar o CPV, que se vale de lentes para concentrar la luz del sol en algún área en particular de materiales fotovoltaicos para poder generar electricidad con mayor eficiencia. No son como los paneles solares típicos planos, sino que son más pequeños, lo que los hace mucho más baratos de producir.

La tecnología se basa en que la electricidad que produce una celda fotovoltaica es proporcional a la cantidad de luz solar que recibe, por eso si se potencia con lentes, se necesitará una celda solar que ocupe menos espacio. La única contra es que los paneles deben estar preparados para lidiar con el calor que genera la potenciación de la luz mediante una lente.

Las autoridades del distrito armaron el proyecto de manera tal que no tengan que poner dinero y sí recibir un porcentaje de las ganancias producidas de la venta de la energía solar. El emprendimiento será financiado de forma totalmente independiente.

Se espera que no sólo se obtenga dinero, sino que los estudiantes puedan aprender sobre la tecnología fotovoltaica, y sobre la energía solar en general, a fin de inspirar a los estudiantes a dedicarse a una profesión que tendrá mucha demanda en el futuro.

Crean un filtro para descontaminar agua subterránea

Fue desarrollado a partir de huesos de vaca y apunta a liberar el flujo de metales pesados.

Científicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) desarrollaron un filtro a partir de huesos de vaca triturados, para descontaminar corrientes subterráneas de agua, principalmente de metales pesados.

“No es como un colador porque no retiene las partículas en forma mecánica, sino química”, informó a Télam Javier Gómez del Río, doctor en ingeniería química y uno de los responsables del proyecto.

Explicó que como las partículas que componen el filtro son reactivas, “los contaminantes disueltos en el agua quedan `pegados` al material de la barrera”, proceso químico que se denomina adsorción.

Esta barrera permeable reactiva está siendo desarrollada por un grupo de investigadores de la División Química del Agua y del Suelo del Centro Atómico Constituyentes de la CNEA, ubicado en la periferia noroeste de esta capital, próxima al predio ferial de Tecnópolis.

La barrera -aún en fase de laboratorio- es de un material llamado hidroxiapatita biogénica. En este caso es hueso de vaca calcinado y triturado.

El hueso está compuesto por proteínas de colágeno y entre medio de ellas, hidroxiapatita. Al calcinarlo, se quema el colágeno y queda la hidroxiapatita con un pequeño porcentaje de carbono.

“Elegimos este material porque tiene la propiedad de adsorber contaminantes. Además, los huesos se consiguen fácilmente y son naturales, con lo cual no estamos introduciendo nada extraño en el medio ambiente”, aseguró el experto.

Según Gómez del Río, la barrera no podría instalarse en un río porque “como es un sólido poroso, se taparía y el agua pasaría por arriba. Pero como el agua subterránea fluye muy despacio, avanza pocos centímetros por día, al traspasar la barrera se va limpiando”.

El investigador dijo que el equipo ya probó la eficacia del método con cadmio, cinc, cobalto y arsénico, y que ahora trabaja con manganeso, flúor y uranio. “La idea es ir avanzando sobre distintos contaminantes”, acotó.

Los materiales quedan retenidos en la barrera que llegado un punto se satura y debe ser reemplazada. Para facilitar esta tarea, debe ser modular.

“Luego ese sólido se tratará como un residuo peligroso”, dijo Gómez del Río, aunque apuntó que en el caso de un contaminante valioso, por ejemplo uranio, “se lo podría extraer y utilizar como materia prima en la minería”.

“Pero el beneficio de esta tecnología es que el contaminante ya está confinado y no en el agua, que está en constante movimiento y dispersando la contaminación”, dijo el experto.

Otro de los beneficios de que se trata de una tecnología barata y su funcionamiento es totalmente pasivo, ya que no consume energía ni necesita de bombas. La única operación que requiere, cada cierto tiempo, es la de monitoreo y reemplazo de los módulos que se vayan saturando.

El proyecto de la barrera permeable reactiva se encuentra en fase de laboratorio. “Hasta ahora los experimentos realizados -relató Gómez del Río- indican que la hidroxiapatita sirve para hacer una barrera de este tipo, pero aún son necesarias más pruebas para saber exactamente cómo se comporta el material”.

El siguiente paso será volcar los resultados de laboratorio en un programa de simulación y la construcción de una barrera a pequeña escala para constatar si la simulación coincide con los experimentos.

Según estos resultados, “podremos definir las dimensiones que tendría una barrera de este tipo y cuánto tardaría en saturarse, para luego pasar a una fase mayor -una planta piloto- y posteriormente probar una barrera en algún lugar que esté contaminado”, dijo Gómez del Río entusiasmado.

Aparatos en stand by: los vampiros de la energía

Al estar enchufados pero no prendidos, los artefactos eléctricos del hogar o la oficina consumen grandes cantidades de energía.

Los subsidios en las facturas de electricidad hacen que los costos que pagan los usuarios todos los meses sean bajos, pero al momento de analizar en detalle el consumo llama la atención un considerable número de kilovatios por hora. Ese gasto de energía corresponde a los artefactos enchufados pero no apagados, es decir en stand by.

Dejar el reproductor de DVD y el horno microondas enchufados para ver la hora en el reloj o tener el televisor siempre conectado para usar el control remoto puede parecer una cuestión simple de todos los días pero el costo económico y ambiental que implica es considerable.

“El consumo es bajo pero lo que ocurre es que está activado las 24 horas del día. Al integrar eso a una factura bimestral es una energía claramente visible. Es energía que se consume mientras el aparato espera que vos los enciendas. El equipo no está preparado para ser desenchufado”, sostiene Claudio Damiano, gerente de Normas del Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE).

Muchos de los equipos se mantienen prendidos por que al tener reloj si se los desenchufan se desprograman. Los avances de la tecnología todavía no han logrado eliminar este gasto eléctrico generado por el stand by pero si lo han reducido. Los equipos más nuevos consumen menos kilovatios que los convencionales y un buen ejemplo son los televisores.

“Los modelos más viejos que funcionan con tubo cuando están en stand by mantienen un consumo sobre una parte energizada para que al momento de prender el equipo la pantalla se prenda rápidamente. Tener la imagen dos minutos después de prendida la TV no le cambia en nada a la persona por lo que se lo podría tener desenchufado”, afirma José Svarinsky, responsable técnico de la empresa J y S Electronics.

Por otro lado, desde el diseño de los aparatos tampoco está contemplada la opción de desenchufarlos ya que la mayoría no cuenta con un botón para apagarlo manualmente o el mismo no es de buena calidad. “Solamente hay algunas marcas más caras que incorporan la posibilidad de apagar el equipo desde el frente. El botón tiene que ser bueno porque se lo va a usar mucho y sino se rompe y su arreglo es caro”, agrega Damiano.

Otro tanto ocurre con los monitores de las computadoras, los cuales convendría apagar por completo. Los equipos cuentan con un botón de tres posiciones: encendido, stand by y apagado. Por ende, en la mayoría de los casos no es siquiera necesario desenchufar el aparato. “En muchas oficinas quedan las computadoras prendidas todo el día, incluso cuando los empleados se van”, resalta Svarinsky.

Toma de conciencia, la mejor solución

Con sólo apretar un botón, alcanza para modificar la actitud en relación al medio ambiente y para colaborar en el ahorro energético. Sin embargo, son todavía pocos los que pueden salir del lugar de comodidad del control remoto. “La luz roja del stand by es un recordatorio permanente de que hay que mantener una conducta austera y cuidadosa con el uso de la energía”, sostiene Damiano.

Como seguramente lleve un tiempo el cambio de actitud de todos, ya existen iniciativas para evitar el despilfarro de energía. Desde la Asociación Electrotécnica Argentina (AEA), confirmaron a Notio que el IRAM está trabajando en una normativa para reducir el consumo de los aparatos eléctricos en stand by. Además, existe la nueva norma ISO 5001 de gestión de energía de las empresas.

“Los empresarios tienen que cumplir con pautas en la fabricación de los productos y demostrar que es lo que hacen para que los mismos consuman menos energía”, afirma Héctor Ruiz, presidente del Comité de Estudio de Eficiencia Energética de la AEA.

Si bien todavía no están en el mercado local, en Europa se comercializa un modelo de zapatilla eléctrica que corta el suministro energético a los aparatos cuando detecta que están en situación de stand by. Existe un modelo para un artefacto único como la TV y otro universal con varias tomas de corriente.