Llega el fin de las bolsas plásticas en los supermercados

De ahora en adelante, los supermercados de la Ciudad de Buenos Aires deberán entregar bolsas biodegradables a sus consumidores. Las mismas tendrán un costo de entre 0,15 y 0,25 y serán más resistentes que las tradicionales bolsas plásticas.

Las nuevas bolsas vendrán en color negro para la basura orgánica, y en verde para la reciclable. Además, serán de un nuevo material que permitiría que se degraden en apenas dos meses; las ahora vigentes, en cambio, demoran entre 200 y 400 años.

La Asociación de Supermercados Unidos adelantó que las bolsas de 55 centímetros de ancho por 60 de alto costarán $ 0,25; las más pequeñas tendrán 45 centímetros de ancho por 55 de alto y tendrán un precio de $ 0,15.

Con esta iniciativa, el Gobierno porteño busca incentivar el reciclaje y la doble contenerización. En la actualidad, el 30% de la Ciudad tiene contenedores verdes para materiales reciclables, mientras que el 50% de la Capital cuenta con contenedores negros para los residuos orgánicos.La promesa del Gobierno porteño es que a mediados de 2013 habrá contenedores verdes en toda la Ciudad.

La implementación del uso de bolsas biodegradables es un paso importante para comenzar a cumplir con la ley de Basura Cero en Buenos Aires, sancionada en 2006. Son cada vez más las toneladas de basura que se envían a los basurales de la provincia de Buenos Aires todos los días y es necesario empezar a trabajar con urgencia en reducir esa cantidad.

Anuncios

Tours en bicicleta, una forma diferente de conocer Buenos Aires

Son varios los emprendimientos que incentivan a recorrer los principales barrios a pedal. Salen con guías de turismo e incluyen todos los elementos.

La bicicleta es cada vez más elegida por porteños y extranjeros como un medio de transporte para moverse en la ciudad. Con colectivos y subtes saturados a toda hora, las dos ruedas se han transformado en una buena opción para llegar a tiempo a destino y a la vez hacer un poco de ejercicio.

Son cada vez más los emprendimientos que ofrecen recorrer Buenos Aires pedaleando y con una mirada diferente. Dirigido tanto a turistas como a residentes, la idea apunta a descubrir en paseos de tres horas los principales barrios de la Ciudad y conocer su historia y particularidades.

La Bicicleta Naranja surgió en el 2004 gracias a la idea de José María Oyharbide. Un amigo estaba de visita en la Ciudad y le preguntó por un lugar donde alquilar una bicicleta. Fue ahí que surgió la chispa que disparó el proyecto por el cual ya han pasado más de 15 mil personas.

“A medida que pasa el tiempo la Ciudad está generando su cultura de bicicletas. Un tour de este tipo se vive mucho más que el resto. Caminando no se puede conoce la Ciudad por las distancias y en colectivo te perdes mucho. Se da un ida y vuelta con los participantes donde se habla de todo tipo de temas. Incluso hacemos paradas no previstas en base al interés de las personas”, opina Oyharbide.

Los tours incluyen todos los elementos necesarios: bicicleta de paseo, mapa, candado, casco, bebidas y la compañía de un guía bilingüe. Además, ofrecen asistencia mecánica y médica y seguro en el caso de que sea necesario. Desde sus locales en San Telmo y Palermo, salen todos los días a visitar barrios del sur y del norte de la Ciudad.

“Buenos Aires al Sur visita San Telmo, La Boca y Puerto Madero y Buenos Aires al Norte recorre Puerto Madero, Retiro, Palermo y Recoleta. Tenemos salidas a las 9.30 y 14.00 desde San Telmo y a las 14.00 desde Palermo. El tope del grupo es de veinte personas pero también hay grupos más grandes que reservan con anticipación”, agrega Oyharbide.

A mayores usuarios, más opciones

Las opciones para conocer la Ciudad pedaleando se multiplican con Bike Tous, un proyecto instalado hace ocho años que trabaja durante todo el año. Salen todos los días desde plaza San Martín a las 9.30 y a las 14.00 y poseen tres opciones. Un circuito visita los principales barrios como Retiro, Puerto Madero y La Boca, otro las áreas verdes de Recoleta y Palermo y el tercero recorre Tigre y San Isidro.

“La mayoría de los pasajeros son de Europa pero también tenemos muchos brasileros. Los argentinos recién se están animando y para ellos tenemos una tarifa especial y les damos la opción de que vengan con su propia bicicleta. Es el mejor medio para interactuar con Buenos Aires”, sostiene Mirta Vega, gerente de la empresa.

Por su parte, Urban Biking apunta al ciclismo sustentable y ecológico y por ello trabaja con bicicletas de bambú desde el año pasado. Ofrecen un tour al Sur y otro al norte de la Ciudad, sumado a una opción nocturna que combina ambos y a una visita al Tigre que incluye tren, bicicleta y kayak.

“Con la bicicleta uno deja de ser un espectador y pasa a ser parte de algo. Es un transporte entrometido que ingresa en todos los lugares. Hay una lectura diferente de la ciudad y una interacción con ella. Son tours muy distendidos en cuanto a contenidos”, afirma Gabriel Gasparrou, gerente del emprendimiento.