Bebidas energizantes, ¿un riesgo para la salud?

Especialistas desaconsejan su mezcla con alcohol y coinciden en que la venta debería estar prohibida para menores de edad.

Las bebidas energizantes llegaron a Argentina en el 2001 dirigidas especialmente a estudiantes, conductores y deportistas para evitar el cansancio. Sin embargo, rápidamente se popularizaron entre otros sectores y se convirtieron en el producto más consumido por adolescentes, especialmente al momento de ir a bailar.

Si bien ya estaba instalada, la polémica y las dudas con respecto a su consumo se vieron aumentadas con un reciente estudio. Científicos de Estados Unidos aseguraron, en la revista Pediatrics, que el consumo excesivo de estas bebidas podría ocasionar en niños y adolescentes problemas respiratorios y cardiovasculares como agitación, aumento de presión arterial y hasta muerte súbita.

La investigación se basó en casos de intoxicación de Estados Unidos, Nueva Zelanda e Irlanda y concluye que los pediatras deben advertir a los padres sobre los riesgos de estos productos y desaconsejar su uso frecuente. “Hay que regularlos de una forma tan estricta como el tabaco o el alcohol”, sostiene Steven Lipshultz, autor del estudio.


Características y efectos

Se considera bebidas energizantes a aquellos suplementos dietarios de venta libre que tienen como sustancia principal a la cafeína, la cual actúa como estimulante del sistema nervioso central. Algunas incluyen también otros azucares como la guaraná que ayuda a tener energía disponible para el metabolismo del cuerpo.

“Las bebidas con cafeína que más tomamos los argentinos con el café, el té y el mate. Las bebidas energizantes pueden tener hasta el cuádruple de lo que contiene una tasa de café de tamaño normal. El efecto principal es que se liberan algunas sustancias en la corteza central del cerebro que actúan para estar alerta y despierto”, sostiene Federico Cintora, cardiólogo del Hospital de Clínicas José de San Martín.

En 2005, una resolución de la ANMAT limitó la cantidad máxima de cafeína permitida en estos productos a 20 miligramos por cada 100 mililitros. Todas las empresas cumplen la norma excepto Red Bull que gracias a una medida cautelar comercializa envases con 35 miligramos.

El consumo de una o dos latas en una persona en buenas condiciones de salud no genera efectos secundarios en la mayoría de los casos. Sin embargo, algunas personas pueden presentar dolores de cabeza, palpitaciones, dilatación de pupilas, nerviosismo e hiperactividad.

Un combo peligroso

El principal peligro de las bebidas energizantes no está en su consumo eventual, sino en el excesivo y al combinarlas con bebidas alcohólicas u otras drogas. Ello puede derivar en graves efectos en la salud física y mental de la persona.

“Los adolescentes realizan la mezcla con alcohol con el objetivo de poder tomar más y reducir los efectos de la borrachera. Es una mentira encubierta ya que los mismos se enmascaran pero no se evitan. Esto genera intoxicaciones mucho más importantes sumado a los efectos negativos de la cafeína”, afirma Carlos Damin, jefe de toxicología del hospital Fernández.

En una reunión con la Comisión de Salud y Deporte del Senado, Damin aseguró que existe un promedio de seis pacientes diarios que consultan en su hospital por “intoxicaciones agudas, con drogas lícitas e ilícitas”. Se trata en su mayoría de jóvenes que presenten cuadros de ebriedad productos de “verdaderos cócteles”.

“El foco del peligro es el adolescente que sale a emborracharse. El riesgo social es que las personas toman y al no darse cuenta de que están borrachos vuelven manejando con el auto. Se nota en las guardias que el consumo de alcohol asociado a estas bebidas es cada vez mayor”, evalúa Cintora.

Es por el riesgo que significa el consumo asociado con alcohol que cada vez más países recomiendan que las bebidas energéticas no sean consumidas por menores de edad. En Argentina, municipios de Chaco y Corrientes implementaron esa medida y en el Congreso hay al menos cinco proyectos que quieren avanzar en ese sentido.

Paralelamente, los especialistas consultados coinciden en que las bebidas energizantes deberían ser recategorizadas ya que en realidad están compuestas por estimulantes y no por alguna sustancia que signifique un aporte a la dieta.

“No se las puede considerar suplementos dietarios ya que la cafeína es una droga estimulante. Ningún médico recomienda que una persona tome dos litros de café por día. Sería más apropiado catalogarlo como bebidas estimulantes y que contengan una leyenda que remarque esto”, concluye Enrique Baldessari, medico clínico de la Fundación Favaloro.

Las librerías dan vuelta la página y comienzan a vender e-books

Con un desarrollo de Tap, empresa líder en e-commerce, los sitios web de Librería Santa Fe, Paidós y Boutique del Libro se convirtieron en las primeras librerías en ofrecer libros digitales a sus clientes.

Tal como se hace en las principales librerías del mundo, como Amazon.com, el sistema permite comprar e-books con tarjeta de crédito y descargarlos como un archivo que luego puede leerse en la pantalla de la computadora y en prácticamente todos los dispositivos de lectura del mercado (e-readers, tabletas y teléfonos inteligentes).

Los títulos disponibles son del catálogo de editoriales como Grupo Planeta, Random House Mondadori, Santillana y SM. En breve, se sumarán libros de Anagrama, Salamandra y Siruela, entre otras.

La empresa Tap (ex Cyberferia –recientemente relanzó su marca y su sitio–) lleva más de 800 000 productos vendidos –entre libros y artículos de retail en general– a través de su plataforma. Tap es también responsable del sitio LibrosEnRed.com, con más de 580 000 suscriptos.

Del blog: sitemarca