Arsénico y agua, una combinación peligrosa

Parece muy poco, 0,05 miligramos por litro. No se detecta a simple vista, ni tampoco lo percibe el gusto. Pero se trata de arsénico en agua, tanto de pozo como de red, y su consumo prolongado puede provocar lesiones en la piel y cáncer. Es un grave problema de salud pública en Argentina, ya que más de 4 millones de personas corren riesgo de enfermarse e incluso morir por esta causa.

El origen del arsénico es natural y se debe a procesos geológicos. “Cuando los volcanes estaban en actividad expulsaron mucha ceniza con este químico, el cual fue depositado en las diferentes capas geológicas”, expresa Ana Carolina Herrero, Directora de la Licenciatura en Ecología Urbana de la Universidad Sarmiento y integrante de la ONG Espacio Agua.

La enfermedad es conocida como Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico (HACRE) y está presente en nuestro país desde 1916. Se la describió inicialmente como enfermedad de Bell Ville ya que en esa municipalidad de la provincia de Córdoba fue donde aparecieron los primeros casos de mayor gravedad.

“Es una enfermedad que se produce a consecuencia de la ingesta reiterada a lo largo de los años de pequeñas cantidades de arsénico que está contenido de forma natural en ciertas aguas”, afirma Jorge Zanardi, bioquímico del área de toxicología del Hospital de Clínicas José de San Martín.

Las manifestaciones aparecen principalmente en la piel, estando clasificadas en cuatro periodos. El hiperhidrótico presenta sudoración de palmas y plantas, el hiperquerastósico se caracteriza por un aumento de aparición de verrugas, el melanodermico implica un aumento de melanina en el tronco y en la base del cuelo y el periodo de las complicaciones es el estadio más avanzando ya que implica cáncer de piel.

“El problema está en que el cuerpo humano absorbe el arsénico a través del torrente circulatorio y lo distribuye por los diferentes órganos acumulándose, preferentemente, en pulmón, hígado riñón, piel, dientes, pelo y uñas”, describe Herrero.

Diferentes zonas, distintas soluciones

La presencia de arsénico en las aguas naturales de Argentina afecta localidades de muy distintas características: Grandes ciudades (con más de 500.000 habitantes), localidades de medianas dimensiones, pequeños poblados y poblaciones dispersas cuya única posibilidad de abastecimiento radica en las perforaciones domiciliarias. Hoy se conoce que el HACRE se extiende por las provincias de Buenos Aires, Salta, Santiago del Estero, Santa Fe, La Pampa y Córdoba.

“Los más afectados son los pobladores rurales dispersos. Para ellos es agua con arsénico o ninguna. No hay nadie que se ocupe de ellos. Tiene que haber tecnología en la población para poder solucionarlo”, enfatiza la Doctora Susana Isabel Curto, investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda bajar a 0,01 mg/l, pero no se trata de un límite tolerable sino sugerido. Por su parte, la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas sugiere el límite de 0,05 mg/l. En mayo de 2007 el Código Alimentario Argentino redujo de 0,05 a 0,01 el máximo de arsénico permitido en agua de red, otorgando cinco años a las empresas proveedoras a adecuar sus plantas.

Las plantas de tratamiento para eliminar arsénico son muy costosas y por lo tanto el agua tratada resulta cara, presentando un precio por metro cúbico que supera ampliamente a la potabilizada convencionalmente. Además, se debe hacer un control y seguimiento permanente de dichas instalaciones.

“Si no se cambian los filtros de las plantas, se corre el riesgo de darle a la población agua con una mayor concentración de arsénico. Además, tiene que haber un tratamiento de las sales de este químico que quedan como residuo del tratamiento”, concluye Herrero.

Anuncios

Acerca de ferminkoop
Periodista y especialista en cambio climático y ambiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: